Black Mirror: Somos pura fachada

14:10 Escrito por Daniel G. Jabonero


Hace falta meditar mucho para ponerse delante de la pantalla del ordenador y escribir sobre Black Mirror. Si series como Skins llamaron la atención y pusieron en el punto de mira a la ficción británica, o Misfits causó un gran revuelo con su venta internacional, Black Mirror ha demostrado lo que ya sabíamos. Lo británico es pura creatividad.

La serie, miniserie, TV movie, como lo queramos llamar, narra tres historias muy distintas que, sin embargo, reflejan perfectamente en lo que nos hemos convertido. Puramente enganchados a la tecnología, nos hemos transformado en un muro en el que colgar lo que queremos que otros vean. Sólo eso. Todos somos pura fachada.

Black Mirror es bruta a más no poder. Es crítica, es insultante y es tremendamente adictiva. Demuestra todo aquello de lo que cualquier televisión huiría. Y eso es lo que hace a este nuevo producto tan atractivo. Perfectamente rodada, nos gusta y nos disgusta al mismo tiempo.

Este nuevo tesoro televisivo llega de la mano de Charlie Brooker, la mente que hizo realidad la imaginativa Dead Set. De llegar a España, lo hará a través de una cadena de pago. En una generalista sólo tendría espacio en la madrugada y muy poca gente se interesaría por algo así.

Este 2011 tiene sus días contados y, a última hora, aparece Black Mirror. la serie que tiene todos los ingredientes para gustar a seriéfilos, para encandilar al público que exige calidad y para adentrarse en el olimpo de las grandes ficciones. Todo esto, siendo discreta y sin llamar la atención. Puro drama.


You can leave a response, or trackback from your own site.

0 Response to "Black Mirror: Somos pura fachada"

Publicar un comentario en la entrada


Share/Bookmark Internet Advertisingmortgage refinance