American (y con éxito) Horror Story

19:29 Escrito por Daniel G. Jabonero
Entre pura decadencia y conservadurismo de la ficción americana, entre el lanzamiento de una nueva ficción internacional, nace un intento por destacar entre las grandes. De forma más que digna, American Horror Story ha cerrado una primera temporada que nació para nuestro uso y disfrute y descansa con un gran número de seguidores a sus espaldas.

Si American Horror Story es algo, son personajes. La serie ha sabido crear un ambiente en el que hasta el más secundario encandila y se vuelve indispensable en la historia. Con un engranaje que pretende cambiar de protagonistas cada temporada, los secundarios se vuelven los verdaderos enlaces con el espectador.

La historia del nuevo intento de Ryan Murphy (creador de Glee) por triunfar en la televisión ha sabido jugar con el importante papel que tienen los capítulos autoconclusivos que permiten enganchar a nuevos espectadores, con una historia continua que, tal vez, no era lo más importante ya que no será en lo que se centren las nuevas temporadas. Con ello, el número de seguidores no ha hecho más que crecer.

American Horror Story es sexo, intriga, miedo, atracción, deseo. Es todo aquello que asusta pero que no puedes vivir sin ello.

Lo bueno de la historia: Aquí puede morir cualquiera y, por lo tanto, los momentos inesperados están a la orden del día. Lo malo: Un final, quizá, demasiado feliz. Esto nos hace ver que la voz de Murphy se hace demasiado presente y los momentos empalagosos emborronan todo lo anterior y perfectamente sucedido.

La nueva ficción de FX sabe aprovechar a la perfección un guión de 12 episodios perfectamente calculado en el que no hay momentos que sobren. Los momentos indispensables forman los minutos de cada capítulo. Nada sobra. Las escenas no cuentan con diálogos interminables o largas caminatas por los pasillos. Salón-cocina, cocina-salón. Murphy sentencia.

La historia nos reencuentra con grandes actores televisivos que algunos teníamos olvidados. Sin embargo, sólo un nombre tiene ganas de llenar su estantería de premios. Ella es Jessica Lange. Su personaje, Constance, la vuelve a colocar en el ojo de la crítica y, tras una nominación a los Globos de Oro, asegura que su nombre sonará muchas veces a lo largo de este año. Ella es el engranaje principal. Ella es la verdadera protagonista de esta historia de horror americana.
You can leave a response, or trackback from your own site.

0 Response to "American (y con éxito) Horror Story"

Publicar un comentario en la entrada


Share/Bookmark Internet Advertisingmortgage refinance